Hoy soñé que UPM no se podía construir

Texto: Diego Castro/ Foto: Colectivo Manifiesto
"Que lxs camionerxs daban vueltas en círculo/ Que lxs estibadorxs llevaban al fondo de la bahía los insumos importados/ Que las brujas de los montes quemaban los eucaliptus."

Hoy soñé que UPM no se podía construir.

Que lxs albañiles del SUNCA no iban y lxs que iban hacían la mezcla al revés.

Que lxs funcionarixs públicos de COFE cajoneaban sus trámites.

Que lxs de AUTE le cortaban la luz.

Que las maestras de la FUM no dejaban que entraran a la escuelas.

Que lxs periodistas de APU no les hacían propaganda.

Que lxs camionerxs daban vueltas en círculo.

Que lxs estibadorxs llevaban al fondo de la bahía los insumos importados.

Que las brujas de los montes quemaban los eucaliptus.

Que lxs de vialidad construían baches para no permitir el paso.

Que no había ferroviarix que quisiera manejar el tren de upm.

Que lxs químicxs mandaban agua pura.

Que la doñita no le limpiaba la casa ni le hacía de comer al gerente finlandés, ni la maestra les educaba a los hijos.

Que el bolichero no le vendía a los carneros, ni las prostitutas los atendían.

Que no había chela ni coca cola porque los repartidores de la FOEB nunca llegaban.

Que la solidaridad internacional impedía que trabajadores extranjeros sustituyeran a los locales como en las huelgas textiles del siglo pasado.

Soñé.

Que el poder-hacer era más fuerte que el dinero.

Que somos quienes creamos el mundo, pero mientras nos manden todas esas creaciones son de otros.