#EleNão: hashtag y resistencia

Diego Castro / Fotos: Midia Ninja
En medio de una campaña electoral extremadamente peculiar, el movimiento de mujeres #EleNão colabora con una bocanada de aire fresco en el asfixiante clima político brasileño.

Lula, el candidato que contaba con mayor apoyo en las encuestas inhabilitado. Quien hereda el primer puesto -el ultraconservador Bolsonaro- hace recordar las premisas de la revolución conservadora y a uno de sus ideólogos Carl Schmitt en el marco de la arremetida fascista en Europa del siglo pasado: ni liberales ni socialistas, donde dictadura y democracia no se diferencian. Decía Schmitt a comienzos de la década del 20 “Toda democracia descansa en el requisito de un pueblo indivisible, homogéneo, total y uniforme (…) Es propio de la democracia, en primer lugar la homogeneidad, y en segundo lugar – y en caso de ser necesaria- la eliminación o destrucción de lo heterogéneo1. En estos casos la legitimidad radica en la posibilidad de elegir al tirano (por vía democrática) quien es el garante de la homogeneidad y combatiente de lo heterogéneo. La Alemania de entonces y el Brasil actual tienen algo en común, una profunda crísis política sin resolver. No dá lo mismo la forma en que ella se salde.

Con el bloque de candidatos progresistas fragmentado al menos en tres propuestas, mucho se especula sobre cuál es el más conveniente para enfrentar a Bolsonaro en segundo turno, ya que hay un sector bastante amplio del electorado que es anti-PT. Haddad, el sustituto de Lula, pese a subir en las encuestas en las últimas semanas no logra retener la totalidad de la intención de voto del ex-presidente. Por más que todo indica que será él quien compita con Bolsonaro en segunda vuelta.

Por otra parte, los movimientos más consolidados como MST (sin tierra) – CUT (sindical) – MTST (sin techo) no han tenido gran protagonismo. Parte de la dirigencia de estas organizaciones participa directamente del proceso electoral en algunas de las opciones, o en apoyo a Haddad o en apoyo al candidato del PSOL y referente del MTST Boulos.

En este escenario poco alentador la movida más interesante la han aportado una vez más las mujeres, una vez más la lucha social, una vez más las calles. Por medio del movimiento #EleNão, que surge inicialmente como convocatoria espontánea de actrices y activistas en redes sociales y que rápidamente se constituye en sentido político lúcido y crítico, de intervención directa. Algo así como; más allá de a quien votes no lo hagas por él: por el machismo, la xenofobia, el racismo, la violencia, el militarismo.

#EleNão permitió dar una respuesta inicial de resistencia al avance conservador, reaccionario, que tiene a Bolsonaro como candidato a presidente, pero que fluye en el sentido común de una parte nada despreciable de la población brasileña: blanca, ultra religiosa y machista.

Comunmente, en los procesos electorales el protagonismo popular suele quedar solapado o subordinado a una candidatura. En momentos difíciles y tortuosos, donde parece no haber margen, el movimiento de mujeres aporta nuevamente caminos alternativos. Ni quedarse calladas ni incluirse subordinadamente tras alguna de las propuestas electorales. Por más que muchas de las que fueron y organizaron la movilización apoyen a uno u otro candidato. Lo que también queda claro es que ninguna de las propuestas, por sí sola, es capaz de contemplar tamaña movilización popular. La más importante del proceso electoral.

Los próximos días esclarecerán el panorama, el electoral por supuesto, pero también el de #EleNão. Que ya es más que un hashtag y una movida exclusivamente espontánea como la han caricaturizado sus apurados detractores de izquierda y derecha.

Supo interpretar el sentido de resistencia de manera amplia y popular, como hasta ahora no se había visto, y esto ya es un mérito nada despreciable en tren de reconocer la potencia del abajo para producir desplazamientos creativos, eludiendo trampas y callejones sin salida. 
 

(1) Schmitt en "Legalidad y legitimidad" y "Sobre el parlamentarismo"
--
Más sobre #EleNão
https://theintercept.com/2018/09/28/elenao-movimento-feminista-politico/
https://www1.folha.uol.com.br/ilustrissima/2018/10/elenao-e-parte-do-fem...