Bife: "puñado explosivo de incomodidades"

Mercedes Etcheverry & Agustina Grenno / Foto: somosbife.com.ar
"Bife es un power dúo que hace canciones de diversos géneros con un toque de humor y crítica a las imposiciones del amor y otras violencias culturales" así se presentan Ivi y Javiera en su web www.somosbife.com.ar. El 10 de agosto se presentaron por segunda vez en el Meneo Disidente en Montevideo, a partir de allí surge esta entrevista para ZUR.

–¿Por qué Bife?

–Bife es una subjetividad colectiva monstruosa que surge de la necesidad combinada de Ivi y Javiera de encontrar otras maneras de decir, de pensar, de querer, de disfrutar. El nombre, la palabra es importante para reconocer la identidad propia, y nosotres elegimos recordarnos que @somosbife como punto de partida para indagar y construir nuestro estar en este mundo. Bife es un puñado explosivo de incomodidades, de preguntas por hacer. ¿Somos un pedazo de carne, somos víctimas de la explotación del sistema para consumo ajeno, somos un fragmento de otra cosa, somos una cachetada o podemos llegar a serlo? O quizás BIFE son siglas... Bueno, Inicialmente Fue Eso. También puede que sea por BIsexualidad y FEminismo, o para denunciar que todo BInarismo depende de cierta FE ya que la realidad es evidentemente diversa, etc.

–Antes de conformar el dúo, ¿ya se dedicaban a la música?

–Sí, ambxs empezamos con la música hace ya bastantes años, y también lxs dos escribíamos poemas o cosas así. Teníamos nuestros poemarios, leíamos en eventos y tuvimos bandas de cumbia electrónica, tango, folclore-melódico... muchas cosas. Tocamos guitarra, piano, violín, ukelele, saxo, bansuri, percusión y demás cuestiones en nuestra búsqueda y formación para llegar a lo que hacemos.

–¿Cómo es ser musicxs independientes en Argentina 2018 (Latinoamérica 2018)?

–A nosotrxs nos agarra el 2018 con bastante trabajo ya encaminado. Las redes sociales permiten que si hay afinidad de intereses, si hay una problemática y deseos en común, las personas podamos conectarnos y reunirnos. En ese sentido la tecnología permite al musicx independiente acceder por un lado a cierta calidad de material grabado y por otro a un público posible con el cual compartir. En cuanto a la crisis política y económica, es posible conjeturar que los discursos que sostienen cierta disidencia con respecto a las normas más hegemónicas cobren cierta relevancia. Por otra parte, el caso de cualquier microemprendimiento es el mismo que el de cualquier particular: todo se hace más difícil cuando hay malaria. De todas maneras afortunadamente entre las personas que se acercan a lo que genera BIFE se tejen unas redes de coparticipación, solidaridad, afecto, alegría y lucha que hacen pensar en otros mundos posibles no solamente para el futuro sino en paralelo con las realidades que parecen a veces lo único que hay.

–Mirando en retrospectiva sus trabajos: "Con amor", "Toda", ¿en qué se asemeja y diferencia "Adentro" de los anteriores?

–Adentro es una continuación del mismo proyecto que empezó en Con Amor y continuó en Toda. Representa la misma búsqueda musical en cuanto reapropiar géneros y aires desde una perspectiva crítica y feminista. Las mismas preocupaciones y temáticas se desarrollan en los tres discos, que quizás formen una trilogía autónoma... todo depende de cómo venga lo próximo. Las diferencias que tiene sin embargo Adentro respecto de los anteriores pueden ser la producción sonora, que esta vez obedeció a una idea directriz única que era mantener el sonido acústico más el aporte electrónico y percusivo de Pato Smink; la aparición de nuevos géneros sobre todo del mundo del folclore como la zamba; algún que otro esbozo más libre desde lo filosófico quizás. Pero en general se podría pensar que completa el cancionero de Toda y Con Amor.

–¿Piensan que hay una reformulación de determinados estilos musicales desde el feminismo? (de la cumbia, el tango y otros)?

–En un mundo cultural modelado por el sistema patriarcal machista y misógino, toda perspectiva feminista necesariamente va a reformular de alguna manera lo que quiera reproducir o generar. Lo importante es tomar conciencia de que la violencia machista no es característica esencial ni necesaria de ningún fenómeno cultural, no hay estilo ni tradición ni nada que justifique perpetrar principios discriminatorios, ofensivos, degradantes. Con lo cual quizás más que reformular, lo que estamos intentando hacer un montón de poetas, músicxs, dramaturgxs, etc, es restituir la racionalidad y el buen gusto al uso de determinados instrumentos que alguna vez estuvieron monopolizados por gente muy dañada, muy dañina.

En sus canciones identificamos la intención de evidenciar cuánto nos oprime la heteronormatividad, el amor romántico, el patriarcado y el capitalismo. Invitan a pensar otras formas de ser, desde la libertad.  ¿Comparten esta apreciación?

Bueno sí claro... te imaginás que nos salían estas canciones pero en realidad queríamos hablar a favor de la iglesia y en contra del derecho de cada quien a decidir sobre su cuerpo? Eramos re bestias! Ja.

–¿Cuál es el papel de lo lúdico y el humor en sus composiciones?

–Por un lado nos interesa aportar un material que sirva para el goce sin pedirnos que renunciemos a otras preocupaciones, indagaciones y hasta convicciones. Nos parece necesaria la diversión, el encuentro lúdico, erótico, etc. y a la vez muy peligroso que siempre esté asociado a cierta banalización de los contenidos. Esa práctica estética sentimos que dicotomiza interiormente de tal manera que quita potencia a las luchas, a las búsquedas, a las disidencias. La posibilidad de reír y pensar a la vez, de no perder la lucidez a la hora de amar, etc, creemos que son vías de empoderamiento cultural y hasta político a largo plazo. Por otra parte desde un punto de vista más propiamente estético, nuestro proyecto busca producir desde una autenticidad discursiva que mantenga la comunicación real en nuestro tiempo con nuestrxs pares. Cuando hablamos el humor o lo lúdico siempre está presente, en la oralidad cotidiana hay constantemente un chiste, algún aspecto simpático que es esencial para mantener fluida la comunicación. Quizás en otros idiomas o en otros lugares o en otros tiempos no sea o haya sido así, pero aquí y ahora esa es nuestra realidad. O al menos la más bonita que tenemos.

–En una entrevista manifestaron "Nuestra reacción política es nuestra producción artística", ¿cómo entienden el vínculo arte / política?

–Se puede pensar la política en un sentido más estrecho o en un sentido más amplio. En el sentido estrecho nosotrxs no tenemos mucha injerencia política, ni influencia real ni conocimientos concretos. No tiene que ver con nuestras competencias. Pero en un sentido más amplio, la actividad política es la actividad misma de la vida en sociedad y sabemos que en un sentido más abstracto y no tan inmediato, los bienes y los males de las sociedades se van gestando a partir de la tensión general de poderes que se da en su interior. En ese sentido, lo que cada quien hace dentro de su sociedad es su reacción política, y es muy potente poder concebirlo así. Poder actuar en lo que hago poniendo en práctica mis convicciones políticas, las estrategias que concibo, la mayor coherencia posible. Obrando así puedo sentirme realmente parte y protagonista de mi tiempo, no importa cual sea el área de actividad en la cual me desempeñe dentro de la sociedad. Y lo que nosotras hacemos son canciones, y las hacemos con todo el corazón y la reflexión más afilada que vamos pudiendo, con el mayor compromiso que podemos educir. Porque lo personal es político, nuestro producto más personal que es nuestra música, es nuestra reacción política.

–El pasado 8 de agosto el senado argentino votó el rechazo al proyecto de legalización del aborto. Ustedes han apoyado la lucha por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. ¿Cómo fue participar con su arte en la marea verde?

–Sentir que pudimos aportar o contribuir en alguna medida al encuentro inmenso de voluntades que implicó el apoyo a la campaña por la legalización del aborto, es algo que nos emociona profundamente. Sin embargo es tanta la emoción misma de ser meramente parte de esa marea, de este montonazo de personas que por todas partes sigue y va a seguir gestando una conciencia que aborta las imposiciones del patriarcado cada vez con más libertad... es tanta la fuerza y alegría y gratitud que se siente de formar parte como subjetividades que el aporte específicamente artístico queda completamente sumergido y es algo menor.

–¿Cuáles son sus próximos proyectos?

–Nuestro proyecto es poder seguir con toda la movida que ya está en funcionamiento alrededor de BIFE. Seguir componiendo canciones, seguir llevándolas a donde quieran ser oídas. Quizás antes de fin de año tengamos un EP nuevo con algunos remixes y algo nuevo para aportar a la pista de baile. Quizás antes de fin de año viajemos un poco más lejos también en el mundo. Y estamos en plena preproducción de lo que sea que va a ser el próximo disco, que será para el año que viene o el otro.